Igual que la adolescencia, la entrada en el mundo profesional es una etapa ingrata por la cual hay que pasar. En 2009 desde la Bahia de Byron en Australia, la diseñadora y docente Frankie Ratford decide aportar una solución y crea la página web The Design Kids, para que los recién graduados vendan sus productos de diseño online.

Desde entonces The Design Kids hizo camino y cuenta hoy con un programa de encuentros mensuales, un premio anual, un job board, un agregador de artículos, de ofertas de trabajo, de premios de diseño y de eventos locales, sin dejar de mencionar el último invento de la Australiana, los  #TDKbootcamps internacionales. A la víspera de su décimo aniversario nos encontramos con la creadora de The Design Kids para una entrevista retrospectiva.

El último mes de febrero los TDK Awards revelaron su resultado por sexto año consecutivo premiando a 30 jóvenes talentos. ¿Cuál es el objetivo de estos premios?

Hoy en día, muchos premios de diseño tienen un enfoque muy académico cuando en realidad se trata sobre todo de mostrar buenos portfolios. Los participantes a los TDK Awards mandan sus portfolios como si estuvieran postulando a un trabajo. Después, cada uno de nuestros 10 jueces elige tres participantes cuyos portfolios conseguirían una entrevista para un puesto de trabajo.

¿Cómo se constituye el jurado para los TDK Awards?

Intentamos tener un jurado internacional que represente diferentes áreas del diseño. Puede ser una gran agencia de branding, un estudio editorial o una agencia de ilustración. Buscamos profesionales destacados dentro de la industria y con una voz fuerte. Este año nuestro jurado cuenta entre otros, con Jessica Walsh en Nueva York, la agencia Anagrama basada en la Ciudad de México, el estudio finlandés Bond, el australiano Jeremy Wortsman de Jackie Winter group, o la agencia Collins basada en Nueva York y San Francisco. Muchos ojos están mirando hacia Collins en este momento, así que queríamos ver qué tipo de portfolio escogerían. 

Leticia Ortín elegida por Jessica Walsh de, Sagmeister & Walsh, NYC.
Miguel Anonimo elegido por Jesper Bange, Bond, Helsinki

¿Cuál es el origen de The Design Kids?

Sentía que había una gran brecha al acabar los estudios, para acceder al mundo laboral. Así que creé una plataforma para ayudar a llenar este hueco. La idea es que puedas encontrar un trabajo en tu ciudad o explorar el mundo y encontrarlo donde sea.

Empecé a recorrer Australia y al llegar a cada ciudad, trataba de entender su escena gráfica visitando universidades, dando conferencias a recién graduados, encontrándome con directores creativos. Luego ponía toda la información en la página web.

Después de varios años decidí cruzar el mar y viajar tres meses a Nueva Zelanda. La idea era ver cómo podía abrir la página web que en ese momento trataba exclusivamente de Australia. Allí pasamos de hablar de ciudades a hablar de países.

Más tarde, viajé a Norteamérica durante dos años en una furgoneta. Allí el mayor desafío era la escala. Nueva Zelanda cuenta con 3 millones de habitantes cuando Estados Unidos tiene más de 300 millones. En Europa, el desafío eran los idiomas. Viajé a 20 países y 28 ciudades en un año.

El año pasado viajé a cinco continentes, America Latina, Africa, Medio Oriente y Asia.

Nos comentabas que habías viajado a Latinoamérica el año pasado. ¿Qué has aprendido sobre la escena gráfica de esta región?

Estuve en Mexico City, Bogotá, Lima, Buenos Aires, Sao Paulo y Río. Creo que América Latina al igual que Australia mira mucho lo que pasa en América del Norte para guiarse. Me sorprende que no hubieran más puentes entre las escenas de estas ciudades. Lo que pasa en Lima no llega necesariamente a Bogotá. 

Es lo que quiere mejorar Richars Meza con los Latin American Design Awards. Con estos premios, celebra el diseño Latinoamericano, habla de lo que está pasando allí y crea una comunidad de diseñadores locales. Es genial ver personas que llenan los huecos de la industria. Nosotros en The Design Kids nos encargamos de promover estas iniciativas.  

#TDKtuesdays

La red de The Design Kids cuenta hoy con más de 170.000 miembros a nivel internacional y está presente localmente en 33 países. ¿Cómo gestionas esta presencia a dos escalas?  

Hay que pensar muy bien la escala de cada red social que usamos. A nivel local, nuestros grupos Facebook #TDKtuesdays se encuentran mensualmente y crean comunidades más cercanas. Si una persona busca un impresor en Barcelona no necesita preguntar al mundo entero. Funciona porque en realidad la gente está sola. Puedes tener millones de followers y al mismo tiempo estar trabajando en tu cuarto aislado. Sin embargo si tienes un espacio para conocer otros diseñadores locales, puedes conseguir soporte, ayuda, conexiones o oportunidades y eso es fantástico.

Al mismo tiempo entender la industria global del diseño es otra cosa completamente diferente. Así que nuestro Instagram por ejemplo es internacional. Es muy importante cubrir los dos niveles.  

Retrospectivamente, ¿qué crees que fueron los momentos claves que te llevaron para el desarrollo de tu empresa?

Los dos primeros años del proyecto, trabajaba también como docente. Enseñaba tipografía y publicación de portfolio. Era como hacer una investigación de mercado para mi proyecto. Podía estar con los estudiantes cada semana, entender cuáles eran sus dificultades y aportar las respuestas en la página web.

En 2011 empezamos a organizar exposiciones en varias ciudades de Australia y fue una etapa clave para crear la comunidad. Durante 3 años reuní estudios de diseño con estudiantes en exposiciones colectivas. Eso dio un empujón a nuestra comunidad, así comenzó mi viaje alrededor del país para organizar las exposiciones, poniéndome realmente manos a la obra.

No puedes construir una comunidad desde tu cuarto. Necesitas ir al encuentro de la gente. No pueden olvidarte o ignorarte una vez estás en su espacio.

Aunque la investigación previa sobre cada ciudad y la promoción de los estudios se gestione online, hago los encuentros, las charlas y las visitas de estudio en persona, lo cual ha sido espectacular. Tocaba a la puerta de mis estudios favoritos y pasaba tiempo con ellos. Era como tener una conferencia privada cada día. Me divierto mucho haciendo eso y creo que se ve reflejado en mi proyecto.

Emprendedora a tiempo completo y viajera 10 meses al año, ¿dónde encuentras la estructura necesaria para avanzar en tu proyecto ?

La gente cree que viajó mientras trabajo como freelance pero cada lugar al que voy es para crear la comunidad de The Design Kids. No me despierto un día pensando “hoy me voy a Italia”. Cada viaje es parte de una estrategia global.  

Aun así, llevo 3 meses en casa y sienta muy bien. Es más fácil trabajar cuando me despierto en mi cama y voy a un espacio de coworking con Wifi. Montamos un grupo de mujeres emprendedoras en Byron y tengo un mentor que me ayuda a estructurar mi negocio. Creo que tener este soporte es muy importante. No lo tuve durante muchos años y me estaba volviendo loca. 

El primer #TDKbootcamps se realizó en Febrero 2019 en Sri Lanka.

Después de haber viajado por todo el mundo para construir la red de The Design Kids, ¿cuáles son tus nuevos proyectos en desarrollo?

Estamos organizando 4 #TDKbootcamps este año. Básicamente llevamos un grupo de personas a un lugar del mundo y transformamos sus carreras en una semana.

La idea es olvidar todo lo que aprendieron sobre cómo conseguir un trabajo. Empezamos averiguando qué quieren hacer. Les rehacemos su portfolio, website, Instagram, currículum y les presentamos a personas que puedan marcar una diferencia en su carrera. Hicimos uno en Sri Lanka hace unas semanas y seguiremos en Bali, Costa Rica y Byron.

→ thedesignkids.org

FUENTE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *