Muere Eduardo Arroyo, el pintor literario del siglo XX

El pintor Eduardo Arroyo ha fallecido este domingo en Madrid a los 81 años, después de luchar contra el cáncer. Además de pintor, fue dibujante, escultor, escenógrafo y escritor. Arroyo representa la continuidad de una identidad de artista que generaron las vanguardias en los años 30, y a cuya configuración contribuyen a artistas españoles como Picasso y Miró.

Nacido en Madrid en 1937, estudió periodismo en la capital española durante la posguerra y vivió el exilio en Francia durante la dictadura franquista hasta regresar a España en 1976. Fue capaz captar lo esencial del presente, sacando partido de lo anecdótico, pero huyendo de la banalidad; era un desmitificador infatigable. Aunque Arroyo era un cosmopolita, en el epicentro de su mirada tenía los estereotipos españoles, por lo que dedicó muchos cuadros a la «España Negra»: toreros, Felipe II y Goya, entre algunos carácteres españoles.

Eduardo Arroyo publicó una decena de libros sobre los temas más diversos, un sinfín de artículos, algunos manifiestos y una obra de teatro, Bantam, estrenada en el Residenztheater de Múnich bajo la dirección de Klaus Michael Grüber. Su obra ha sido expuesta en París, Milán, Roma, Venecia, Madrid, Nueva York, Berlín y Múnich, entre otras.

En el transcurso de su bohemia trayectoria, el artista recibió un buen número de distinciones, entres las que destacan el Premio Nacional de Artes Plásticas del Ministerio de Cultura (1982) o la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (2000). También fue nombrado en 1983 Caballero de las Artes y las Letras por el Gobierno de Francia.

FUENTE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *