Folch da otra vida a la campaña #AlwaysBarcelona dando protagonismo al talento y a la música ‘underground’

La ciudad de Barcelona empezó una nueva oleada comunicativa bajo el hashtag #AlwaysBarcelona, destinada a promover la reputación internacional de la ciudad. En junio, la campaña coral se relanzó con motivo de la Barcelona Design Week y el Sónar, destacando el talento de creadores y creadoras del ámbito musical, cultural y del diseño. Con el apoyo de Folch, #AlwaysBarcelona se convirtió en una iniciativa que genera conexión emocional e integra a la ciudadanía, empresas, entidades e instituciones como portavoces de una nueva Barcelona: global, abierta e innovadora.

Con la última campaña de #AlwaysBarcelona que reclama Play Act Dance, el estudio Folch expone el ambiente culturalmente prolífico de Barcelona, una ciudad que es el epicentro para músicos y artistas internacionales y casa de creatividad cultural, musical y tecnológica. El concepto de la campaña partió de la conciencia que la ciudad ya tiene una industria turística potentemente elaborada y no hay ningún sentido intentar rediseñarla. En lugar de esto, Folch quiso añadir un nivel más profundo y demostrar Barcelona como un sitio que está vivo con oportunidades para los que vienen a vivir, trabajar o montar negocio.

Para Folch, una ciudad es la gente que vive ahí, la música o cultura que se experimenta, o la cafetería favorita al lado de casa. En otras palabras, la ciudad es algo muy personal y es un sentimiento basado en momentos individuales y fragmentarios – gente y momentos–, todo ello es lo que la campaña intenta transmitir.

«Una ciudad sin una cultura poderosa es un sitio muerto. Así, mediante la promoción de la marca de Barcelona, destacamos la escena underground como una forma de demostrar verdaderamente la vitalidad de la ciudad y atraer a talentos jóvenes y empresas nuevas», Rafa Martínez, Jefe de Operaciones y Jefe de Estrategia de Marca de Folch.

#AlwaysBarcelona, una campaña sin logo, está considerada más como un movimiento, impulsado por el Ayuntamiento de Barcelona con el fin de generar un sentimiento positivo y auténtico. Ambas campañas –Think Design Create y Play Act Dance– tienen como eje central dar protagonismo al talento, la innovación y la creatividad que surgen del diseño, la música y las industrias culturales, y que contribuyen a enriquecer el ecosistema económico y social de la ciudad.

El estudio Foch seguía una estrategia muy bien definida: primero, poner enfoque en vida cotidiana de Barcelona; después, destacar talentos creativos que representan el sector del diseño; y, por último, retratar las escenas urbanísticas de la ciudad, vistas por sus músicos emergentes.

Enfocándose en los eventos clave –Barcelona Design Week y el reconocido festival musical Sónar– Foch consiguió concretar y seleccionar muy cuidadosamente la audiencia target, para ofrecerle un contenido efectivo y relevante. El movimiento también tuvo una campaña digital y apareció en los portales online de The Guardian y El País, seguido por los medios sociales. Angelina de Lucas, la Estratega de los Medios de Comunicación de Pago en Foch, comentó que exactamente «el targetting geográfico permitió identificar la audiencia y dirigir el mensaje para experiencia de cada tipo de usuario, diciéndole lo que quiere saber sobre la ciudad».

Sin embargo, el tono de la comunicación lanzada fue muy importante. Desde Folch querían que la campaña fuese fácilmente identificada y transmitiese un sentimiento real y humanístico. La voz de la campaña sería escuchado, principalmente, desde un contexto móvil y digital por personas en movimiento con muy poco tiempo. Por eso, desde Folch crearon la primera técnica móvil de copywriting que deja en la aplicación de Notas de iPhone la información necesaria. 

Esta información lleva al usuario a la página web de la campaña, diseñada especialmente para dar la máxima difusión a artistas y conseguir impacto mediante elementos visuales. Apoyada en una serie de datos sobre Barcelona, la página web es transversal y fácilmente navegable, gracias al esquema de colores y a la tipografía Druk.

Para exponer el sistema cultural de Barcelona, el estudio seleccionó seis artistas emergentes que despuntan en la escena musical de la ciudad. La compañía de producción de Folch, White Horse, con apoyo de Broadcaster, produjo series de vídeos que demuestran el estilo de vida de cada artista, generando un panorama de sus vidas, sonidos, estudios, amigos y paseos. Poniendo énfasis en la vida diaria de cada talento –vista a través de sus propios ojos como si hubiesen grabados con sus cámaras– la producción abre una ventana, casi tangible, a la escena musical underground de Barcelona. Cada film destaca un inspirador ecosistema de cultura que genera talentos musicales.

«Lo que creas viene de lo que experimentas. Los momentos infinitos y a menudo aleatorios, imágenes y sonidos que definen tu vida diaria. La música viene de un lugar aún más intangible. Nuestro objetivo es capturarla a través de la conciencia fragmentada de cada artista», Pol Gonzalez Novell, cineasta en White Horse

El resultado de esta campaña es la fusión de material visual. Según Folch, los músicos están creando constantemente vídeos personales  de estilo homemade en variedad de formatos. Por eso, el estudio quiso reflejar la escena musical de Barcelona en su forma más auténtica y original. Para conseguirlo, se combinaron vídeos con una selección de fotografías analógicas y no editadas, disparadas por Pablo de Pastors y Rafael Castells. El objetivo fue crear algo vibrante y vivo, una imagen esencial donde música proviene mediante miradas de técnicas de producción.

Folch

FUENTE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *