Cómo usar los bugs de un videojuego para promocionarlo; el caso de God of War

El último God of War se ha catalogado como uno de los juegos más aclamados del año. Sin embargo, para lanzar una obra de tal calidad que satisface los caprichos más sofisticados de los usuarios, se requirió de mucho esfuerzo. Así lo quiso mostrar Santa Monica Studio, el estudio creador del videojuego que, en vez de crear una compleja campaña de publicidad –en la que realzar la habilidad creativa del estudio o las bondades del juego–, decidió mostrar los errores de software que tantos dolores de cabeza les han provocado a lo largo del desarrollo de este. Una estrategia poco habitual que demuestra que hasta los fallos pueden ser una buena herramienta publicitaria. (¡Cuidado, contiene spoilers!)

[embedded content]

Los fallos han surgido en todo tipo de apartados, desde las animaciones de los personajes hasta las escenas cinemáticas. Así, en este video, lleno de bugs y bloopers, podemos ver las situaciones ridículamente divertidas de God of War: expresiones exageradas, movimientos irreales o salir volando por los aires con un simple golpe. Desde Santa Monica Studio explican que este video pretende explicar que el trabajo detrás del resultado final de God of War es sumamente complejo. Sea cual sea el motivo por el cual se ha creado esta pieza tan divertida, esta se ha convertido rápidamente en un ejemplo de una brillante estrategia de publicidad.

«Hacer un videojuego es difícil. Hacer un juego estable que aumente las capacidades del hardware y cree una experiencia de juego AAA súper inmersiva, sin cortes de cámara y cambios de tamaño como la que se ve en el nuevo God of War, es mucho más difícil. Esta es una tarea masiva que involucra a cientos de personas que desarrollan e implementan contenido simultáneamente, por lo que a menudo existe esta tendencia de ‘romper’ cosas. Definitivamente fue todo un desafío», explicó el equipo de Santa Monica Studio.

Play Station

Mudstare

Chocobo Kratos

Freya No Face

FUENTE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *