El sector de la aviación es uno de los más perjudicados por la crisis de la COVID-19: Airbus acaba de anunciar que 15.000 empleados se irán a la calle en este 2020, 900 de ellos en España, donde trabajan 12.300 personas. La cifra se suma a los 722 despidos ya anunciados para el negocio de defensa español.

El fabricante europeo concentra los recortes de personal en las plantas de Alemania y Francia, donde eliminará 5.100 y 5.000 puestos respectivamente. En Reino Unido, país en el que trabajan una décima parte de los empleados de la compañía, Airbus eliminará 1.700 empleos. La medida está sujeta a conversaciones con los sindicatos que se han opuesto a los despidos obligatorios. Unite calificó los despidos como un acto de vandalismo industrial contra el sector aeroespacial británico..

10 nuevos trabajos que han surgido con el coronavirus

La pandemia está resultando catastrófica para la industria de las aerolíneas, que perderán 84.000 millones en 2020 por la crisis del coronavirus, según números de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA). En algunos momentos de abril, el tráfico aéreo mundial se redujo en más del 90%. Cuando los aviones no vuelan, no ganan dinero, pero su mantenimiento, préstamos y costes de alquiler deben seguirse abonando. Airbus revelaba esta semana una caída del 40% de la producción en los últimos meses y apunta a que el tráfico aéreo no volverá a los niveles previos a la pandemia hasta 2023. 

La empresa espera hacer los recortes para el verano de 2021. Estos se podrán articular mediante prejubilaciones, bajas voluntarias incentivadas o “planes de desempleo parcial cuando sea necesario”. Al ajuste se suma la reducción de 900 puestos de trabajo ya aprobados en la filial Premium Aerotec en Alemania. 

“Airbus se enfrenta a la crisis más grave que esta industria haya experimentado”, dijo el presidente ejecutivo Guillaume Faury. “Debemos asegurarnos de que podemos mantener nuestra empresa y salir de la crisis como un líder aeroespacial global y saludable, ajustándonos a los desafíos abrumadores de nuestros clientes”.

Un verano negro para la aviación

La industria de la aviación internacional se tambalea: este martes EasyJet anunció el cierre de tres bases del Reino Unido y el despido de unos 2.000 empleados. Reuters tambié informa de que que Air France / KLM apunta a más de 6.500 recortes de empleos en los próximos dos años.

Desde El Economista señalan que entre enero y mayo, Airbus hizo entrega de 160 aviones, el 20% de 2019, y acumula 365 pedidos nuevos, solamente nueve más que los registrados al acabar marzo. Cada mes, el gigante aeroespacial saca 5.000 millones de euros de la caja para que la empresa siga en marcha, dando como resultado grandes pérdidas económicas.

FUENTE

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *